viernes, 21 de agosto de 2009

ABSENTISMO ESCOLAR: CAUSAS Y CONSECUENCIAS

El derecho a la educación es uno de los pilares básicos de nuestro sistema educativo y de nuestro sistema social, tal y como establece la Constitución que, en su artículo 27, encomienda a los poderes públicos que promuevan las condiciones y remuevan los obstáculos para que dicha asistencia sea efectiva en las mejores condiciones posibles.
Es responsabilidad de las Administraciones Públicas velar por el cumplimiento de la escolaridad obligatoria de acuerdo con la formativa vigente, de 6 a 16 años, coordinando e impulsando cuantas acciones sean necesarias para fomentar la asistencia de los alumnos a los centros educativos y evitar el absentismo escolar.
El Absentismo Escolar se puede definir como la situación de inasistencia a clase en la etapa obligatoria sin justificación de manera permanente y prolongada en el tiempo; en determinadas ocasiones, esto tiene lugar por causas ajenas al propio alumno (enfermedad, traslado familiar,..); en otras, se debe a una “elección” por parte del alumno, que no encuentra en la escuela las respuestas a sus problemas e intereses, que acumula retrasos en relación con su grupo de edad o que, en definitiva, quiere buscar otra cosa al margen del sistema escolar.
Este absentismo tiene unas consecuencias inmediatas, quizá no muy llamativas, y que se concretan en suspensos, repeticiones o abandono de la escuela; sin embargo, el absentismo preocupa más por sus consecuencias a medio y largo plazo y, en especial, por las consecuencias que, en el mundo de hoy, pueden derivarse de adquisición de conocimientos fundamentales o de la falta de desarrollo de competencias básicas para poder llevar una vida personal, social y profesional adecuada. También preocupan las consecuencias de marginalidad, paro incultura, posible delincuencia que pudieran derivarse o, la posible conversión a medio y largo plazo del problema del absentismo en un problema social importante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada